Piscina con tarima de madera de Circemateria

Los beneficios de instalar una tarima de madera van mucho más allá del aspecto estético.

Si todavía te preguntas por qué elegir madera para el borde de tu piscina, aquí tienes la respuesta: porque no hay otro material que acompañe mejor el azul del agua y el verde del césped de tu jardín. Y no solo nos referimos al efecto visual que conseguimos, sino a las grandes ventajas de unir estos tres elementos y que van de la comodidad al confort, la resistencia y la durabilidad. En definitiva, por motivos estéticos pero sobre todo funcionales.

Hace décadas, muchos consumidores apostaban por el hormigón, granallado y antideslizante, para su piscina, normalmente en tonos claros. ¿Cuál era el problema? La suciedad, muy difícil de eliminar de una superficie con grandes poros, y la humedad, que acababa afeando las baldosas al variar el tono blanco a negro.

El suelo cerámico también tuvo su momento. ¿Inconvenientes? De no estar colocado por auténticos profesionales, se levantaba con los cambios de temperatura y humedad y, en muchos casos, las juntas se agrietaban. Sin mencionar la temperatura que puede adquirir estos suelos en pleno mes de julio, ¡imposible pisar descalzos!

El suelo de madera, la mejor opción para rodear tu piscina

Frente a estas opciones, la madera se ha consagrado como material idóneo, pues es elegante, estético y agradable al paseo de los pies descalzos. A diferencia de lo que creen muchas personas, no requiere apenas mantenimiento, si escogemos la tipología adecuada, es una opción duradera, sólida, preparada para contrarrestar los elementos químicos, el agua de piscina, el agua de lluvia y el sol, y está disponible en infinidad de colores, tonos y acabados. Además, se trata de un material tremendamente agradecido en lo que respecta a limpieza e higiene, natural y respetuoso con nuestro medio ambiente.

Si hablamos de impacto visual, no hay nada más cálido y elegante que un suelo de madera para el borde de nuestra piscina, pues aporta distinción y es sinónimo de bienestar y relax.

Y es que de madera son las saunas, los porches, las pérgolas… Todo aquello que tiene que ver con el descanso y la paz tiene como protagonista indiscutible la madera. Por lo que un jardín con piscina y suelo de madera es un jardín más acogedor y con un plus de sofisticación.

El suelo para rodear la piscina o madera para piscinas suele comercializarse en formato tablas o tarima de madera de mucha densidad, normalmente rugosa, rallada o estriada, y con grosores de no menos de 20 mm. Estas recomendaciones responden a motivos estéticos, de seguridad frente a posibles resbalones y caídas, y a la propia funcionalidad del suelo de madera, así que, no las olvides a la hora de escoger el suelo de madera perfecto para tu piscina.

¡Contacta con nosotros para conocer todas las ventajas de una casa de madera!

No tiene permisos para publicar comentarios