En 2018 cumple tu sueño de vivir en una casa de madera y piedra

¿Qué le pedirías a la casa de tus sueños? Salvando los matices más personales, estamos seguros de que mencionarías la amplitud, la seguridad dentro y fuera del hogar (un concepto que se magnifica si eres padre o madre) y el exteriorCon este último nos referimos al sueño eterno de muchos gallegos de vivir en una casita unifamiliar, con bonito jardín,

 un gran porche donde sentarse a ver el tiempo pasar, barbacoa, piscina y, ¿por qué no?, un pequeño huerto donde plantar todo lo necesario para preparar una ensalada saludable.

Si reconoces en esta descripción tu propia idea de casa perfecta seguro que, además, estás pensando en una ubicación privilegiada a las afueras de una gran ciudad o en medio de un entorno rural de excepcional belleza. Y seguro, también, que te vienen a la cabeza esas magníficas casas de piedra y madera en Galicia que tanto envidias. ¿Y si dejaras de hacerlo y te propusieses cumplir tu sueño?

 

De la ilusión a los hechos, más fácil de lo que parece

Las casas de madera y piedra ofrecen una enorme versatilidad, a diferencia de lo que podamos pensar a priori. Equipos especializados en la construcción y diseño de este tipo de casas en Galicia, en Circe Materia os brindamos la oportunidad de escoger metros cuadrados, distribución, acabados y exteriores, personalizando así la vivienda y adaptándola a las necesidades de cada uno de vosotros.

¿Imaginas las ventajas de vivir en una casa de madera independiente con posibilidad de incluir un amplio salón, lavadero, despensa, vestidor, terraza…, y todo en una sola planta, para mayor comodidad? Ya no tendrías que deshacerte ni trasladar constantemente ropa, menaje, etc., para “hacer hueco” ni llenar cada rincón de la habitación con cajas y estanterías para ganar en almacenaje. Podrías invitar a tus familiares y amigos a dormir en casa, dejar un lugar de juego exclusivo para tus hijos y olvidar por completo los molestos ruidos de vecinos y los tediosos trámites y gastos de la comunidad de propietarios… Suena bien, ¿verdad?

Y la posibilidad de contar con un jardín en tu propia casa, con un huerto, columpios, una piscina, un cenador donde tus hijos jueguen sin peligro alguno mientras tú descansas, donde disfrutar del sol, de las reuniones familiares, de la naturaleza, ¡de la posibilidad de tener por fin un perro! Sin duda, tu vida y la de los tuyos cambiaría por completo. Y es que  elegir vivir en una casa de madera es ganar en calidad de vida, es ganar en seguridad, en movilidad, en luz, en libertad.

Otra gran ventaja es que, a diferencia de las casas convencionales, construidas con ladrillo, bloques y hormigón, las casas de madera y piedra no están sujetas a una ubicación predeterminada y escogida por el promotor en cuestión, sino que podemos levantarla en el lugar que nos plazca siempre y cuando contemos con el terreno oportuno, quizás nuestro pueblo, ese lugar que tanto nos gusta o esa urbanización a las afueras de la ciudad que anhelamos.

Además, por último y no menos importante, una casa de madera resulta más económica que una vivienda de ladrillo, son respetuosas con el medioambiente, más eficientes y su construcción es tremendamente limpia, rápida y eficaz.

Y tú, ¿te animas a tener tu propia casa de madera?

 

 

No tiene permisos para publicar comentarios